Semana 28 del embarazo

Semana 28 del embarazo

Peso: 890- 1.350Gramos Tamaño: 30,6- 39,7cm Circunferencia de la cabeza: 230- 283mm Circunferencia del pecho: 231mm Longitud del fémur: 51mm Tu bebé estará más activo de día, siendo sus patadas y movimientos más frecuentes y dinámicos.

Aproximadamente entre las semanas 25 y 32, es el tiempo idóneo para realizarse una ecografía 4D. Se trata de una tecnología que permite captar imágenes del feto mediante ultrasonidos en tres dimensiones y a tiempo real, lo que permite ofrecer una imagen muy nítida de tu bebé. Aunque no es una prueba financiada en nuestro país por la Seguridad Social, muchas mujeres la realizan para poder ver la carita de su bebé. En esta semana, las pestañas y las cejas son perfectamente visibles. El tejido muscular y los huesos siguen aumentando de tamaño, y la grasa corporal también, aunque todavía representa el 2-3% de su cuerpo.

Cada vez que acudas a tu médico, éste revisará unos cuantos parámetros que son indicativos de que el embarazo va correctamente: la altura uterina (que en esta semana, más o menos se encuentra a unos 8 cm por encima de tu ombligo), el peso, la presión sanguínea y la orina. También es importante tener controlada la anemia, pues a medida que avanza la gestación es más que probable que la sufras debido a las demandas del feto. En ese caso, te recetarán algún tipo de suplemento.

 

Artículos relacionados embarazo

La mayoría de las embarazadas ve cómo poco a poco la forma de sus tobillos se va desdibujando hasta perderse por completo. La razón es que se hinchan sus pies, lo que a su vez se debe a la retención de líquidos propia de la gestación.
Las estadísticas indican que solo uno de cada 80 embarazos es múltiple. Sin embargo, hay quienes dicen que en realidad, entre el 10 y el 15% de los embarazos comienza con la gestación de dos embriones, y que solo uno de ellos prospera. A partir de la utilización de técnicas como las ecografías tempranas (a las 6 semanas de gestación) se han podido detectar muchísimos casos de embarazos gemelares donde, a las pocas semanas, uno de los dos sacos “desaparece”. Se trata del síndrome del gemelo evanescente, o desaparecido.
Tomar decisiones va unido al rol de padre y madre. Y a veces, esa responsabilidad pesa tanto que nos bloqueamos y acabamos por postergarla todo lo posible.
Dentro de los casos de gemelos idénticos, o monocigóticos, existen algunos casos todavía más curiosos y excepcionales, que son los llamados gemelos en espejo. Aquí te contamos acerca de sus características, sus posibles causas y algunos casos extremos.

Todas las semanas