Semana 33 del embarazo

Semana 33 del embarazo

Peso: 1.600- 2.150Gramos Tamaño: 35,2- 46cm Circunferencia de la cabeza: 280- 333mm Circunferencia del pecho: 287mm Longitud del fémur: 62mm Podrás notar el hipo del bebé en forma de latidos.

A pesar del gran volumen de tu barriga, el espacio empieza a ser algo reducido para tu hijo, que sigue engordando y creciendo. Por eso, sus movimientos son más limitados, aunque todo depende de la cantidad de líquido amniótico que tengas: si tienes mucho podrá moverse más que si tienes poco. En cualquier caso, recuerda que debes sentir sus movimientos todos los días. Debido también a que tiene poco sitio, lo más probable es que tu hijo haya adoptado ya la posición fetal, con los brazos y las piernas cruzados.

 

Tu útero se encuentra a unos 13 centímetros sobre tu ombligo. La presión que ejerce sobre tus órganos puede causarte ardor de estómago, estreñimiento, indigestión y cierta dificultad para respirar. Procura no fatigarte, evitar alimentos fuertes y realiza comidas más pequeñas. Estás en la recta final y es posible que también padezcas lumbalgia y ciática. Esto se debe, por un lado, al cambio de posición del hueso sacro durante el embarazo; y por otro, a que el tamaño del útero es tan grande que puede llegar a presionar el nervio ciático. Estos dolores pueden mejorar algo con calor local, descanso, gimnasia suave y paracetamol. A veces también desaparecen cuando el bebé cambia de posición. En cualquier caso, ¡paciencia!

 

Artículos relacionados embarazo

Existen ciertos alimentos que están claramente contraindicados durante el embarazo, otros que se recomiendan fervorosamente, y otros, como el jengibre, que tienen tanto sus defensores como sus detractores. ¿Es seguro consumir jengibre mientras estás embarazada? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Y en qué casos deberías abstenerte?
No siempre podemos elegir cuando ser papás. Lo saben bien quienes llevan más de un año intentando quedarse embarazados. Pero si fuera posible decidir, ¿qué mes sería el mejor para concebir un bebé?
El embarazo supone muchos cambios, tanto físicos y psicológicos, y algunos de ellos pueden atemorizarnos aun siendo muy comunes. La falta de concentración o de memoria es uno de ellos, suele aparecer en la semana 26 de la concepción hasta 6 o 12 meses después del parto.
Hemos hablado en otra oportunidad de la diabetes gestacional, una condición que aparece durante el embarazo y que en muchas oportunidades desaparece poco después del parto. Pero, ¿qué ocurre cuando te quedas embarazada ya siendo diabética? La diabetes mellitus (tipo I y tipo II) afecta a más de 5 millones de españoles adultos, y si bien no es un impedimento para que vivas un embarazo saludable y des a luz un bebé sano, sí es un factor que debes tener en cuenta.
A lo largo de los 9 meses de embarazo es normal experimentar una larga lista de síntomas y molestias, algunas que pasan casi desapercibidas y otras que pueden ser muy intensas. No obstante, la mayoría de los síntomas de embarazo son normales y no implican riesgo alguno para el bienestar de tu bebé ni para el tuyo. Otros síntomas, en cambio, podrían indicar un problema, y es por ello que no deberías ignorarlos.

Todas las semanas