Semana 33 del embarazo

Semana 33 del embarazo

Peso: 1.600- 2.150Gramos Tamaño: 35,2- 46cm Circunferencia de la cabeza: 280- 333mm Circunferencia del pecho: 287mm Longitud del fémur: 62mm Podrás notar el hipo del bebé en forma de latidos.

A pesar del gran volumen de tu barriga, el espacio empieza a ser algo reducido para tu hijo, que sigue engordando y creciendo. Por eso, sus movimientos son más limitados, aunque todo depende de la cantidad de líquido amniótico que tengas: si tienes mucho podrá moverse más que si tienes poco. En cualquier caso, recuerda que debes sentir sus movimientos todos los días. Debido también a que tiene poco sitio, lo más probable es que tu hijo haya adoptado ya la posición fetal, con los brazos y las piernas cruzados.

 

Tu útero se encuentra a unos 13 centímetros sobre tu ombligo. La presión que ejerce sobre tus órganos puede causarte ardor de estómago, estreñimiento, indigestión y cierta dificultad para respirar. Procura no fatigarte, evitar alimentos fuertes y realiza comidas más pequeñas. Estás en la recta final y es posible que también padezcas lumbalgia y ciática. Esto se debe, por un lado, al cambio de posición del hueso sacro durante el embarazo; y por otro, a que el tamaño del útero es tan grande que puede llegar a presionar el nervio ciático. Estos dolores pueden mejorar algo con calor local, descanso, gimnasia suave y paracetamol. A veces también desaparecen cuando el bebé cambia de posición. En cualquier caso, ¡paciencia!

 

Artículos relacionados embarazo

¿Buscas un nombre de niño para tu hijo? Te contamos los nombres de varón que son tendencia en 2017 y sus significados.
La noticia de que estás embarazada suele suponer una gran alegría, pero casi en el mismo momento en que lo confirmas lo habitual es que empieces a tener centenares de dudas.
Estar embarazada en invierno tiene ventajas y, claro está, algunos inconvenientes. ¿Quieres saber cómo influirán los meses más fríos del año en tu embarazo? Abrígate bien y sigue leyendo.
En más de una ocasión te hemos explicado que el embarazo, salvo que estemos ante un caso de riesgo o una gestación especialmente delicada, no es una época de inactividad si así lo deseamos. En este sentido, hay ejercicios y actividades que la futura mamá puede desarrollar de cara a tonificar su cuerpo y que, además, pueden ayudarla a prepararse para el proceso de dar a luz.
Realizar alguna actividad física durante el embarazo es bueno tanto para la mujer como para el bebé que viene en camino, pero, ¿cómo y cuánto ejercicio conviene practicar?

Todas las semanas