Semana 33 del embarazo

Semana 33 del embarazo

Peso: 1.600- 2.150Gramos Tamaño: 35,2- 46cm Circunferencia de la cabeza: 280- 333mm Circunferencia del pecho: 287mm Longitud del fémur: 62mm Podrás notar el hipo del bebé en forma de latidos.

A pesar del gran volumen de tu barriga, el espacio empieza a ser algo reducido para tu hijo, que sigue engordando y creciendo. Por eso, sus movimientos son más limitados, aunque todo depende de la cantidad de líquido amniótico que tengas: si tienes mucho podrá moverse más que si tienes poco. En cualquier caso, recuerda que debes sentir sus movimientos todos los días. Debido también a que tiene poco sitio, lo más probable es que tu hijo haya adoptado ya la posición fetal, con los brazos y las piernas cruzados.

 

Tu útero se encuentra a unos 13 centímetros sobre tu ombligo. La presión que ejerce sobre tus órganos puede causarte ardor de estómago, estreñimiento, indigestión y cierta dificultad para respirar. Procura no fatigarte, evitar alimentos fuertes y realiza comidas más pequeñas. Estás en la recta final y es posible que también padezcas lumbalgia y ciática. Esto se debe, por un lado, al cambio de posición del hueso sacro durante el embarazo; y por otro, a que el tamaño del útero es tan grande que puede llegar a presionar el nervio ciático. Estos dolores pueden mejorar algo con calor local, descanso, gimnasia suave y paracetamol. A veces también desaparecen cuando el bebé cambia de posición. En cualquier caso, ¡paciencia!

 

Artículos relacionados embarazo

Trasnochar, hacer largos trayectos en coche, patear sitios nuevos, probar la gastronomía de nuestro destino de vacaciones… ¿Podemos seguir haciendo todas esas cosas en verano cuando estamos embarazadas?
Una de las preguntas clásicas de las futuras mamás durante el embarazo es la de “¿puedo tomar café o té estando embarazada?”. Hoy queremos arrojar un poco de luz ante esta eterna cuestión, ya que no hay respuestas en blanco o negro. Como en casi todo lo relacionado con la alimentación durante el embarazo, la clave está en el equilibrio, la mesura y el sentido común.
La espina bífida es una malformación congénita que se produce cuando el tubo neural no se cierra correctamente en las primeras semanas de embarazo. La buena noticia es que, en embarazos planeados, es muy fácil de prevenir.
Tus derechos como trabajadora también incluyen la protección en el puesto de trabajo. ¿Qué significa esto en concreto?
¿Acabas de visitar al ginecólogo y te ha recomendado reposo? Tranquila, ocurre en muchos embarazos. Lo más probable es que todo acabe bien y tu bebé nazca fuerte y sano. Sin embargo, cuando no queda más remedio que quedarse en casa sin moverse mucho de la cama o el sofá suelen asaltarnos un buen número de dudas: ¿Estará bien el bebé? ¿Qué postura será la mejor si me han prescrito reposo absoluto? ¿Hay que estar completamente quieta o es bueno hacer pequeños ejercicios para evitar problemas circulatorios?

Todas las semanas