Semana 9 del embarazo

Semana 9 del embarazo

Peso: 11- 30Gramos Tamaño: 1- 3cm Es buen momento para tu primera visita prenatal.

A estas alturas, ya pueden detectarse las ondas cerebrales en tu bebé, indicador de su actividad. En su cuerpo, las articulaciones se están desarrollando y en una imagen ya puedes apreciar sus rodillas, tobillos y muñecas, además claro está de sus pies y manos que todavía están en formación. Poco a poco va abandonando la forma tan curva que le caracterizaba en un principio y su columna vertebral se torna más recta. Todavía sigues sin poder apreciar su sexo, pero ya puede aparecer una protuberancia, que se denomina tubérculo genital, que más adelante dará lugar a las gónadas sexuales femeninas o masculinas según sea el caso. En su rostro puedes distinguir perfectamente sus ojos, sus párpados –que no se despegarán hasta mucho más adelante- y, por supuesto, su boca, que ya comienza a abrir. Su esqueleto ha comenzado a osificarse y las costillas se desarrollan para proteger sus diminutos órganos internos.

 

En una ecografía podrías ver cómo se mueve sin parar y cómo agita sus extremidades. En cuanto a ti, es un buen momento para ir al médico y que te abra una historia clínica que permita hacer un seguimiento más exhaustivo del embarazo. En las primera visitas te realizan pruebas de sangre y orina para analizar cualquier posible alteración de los parámetros. Además, te tomarán la tensión, te pesarán y preguntarán acerca de los antecedentes familiares con el objetivo de preveer cualquier tipo de complicación.

Artículos relacionados embarazo

Son manchas benignas pero antiestéticas que aparecen por los cambios hormonales que sufre la mujer embarazada. Aprende a prevenirlas y a tratarlas.
Para mantenernos en el peso ideal y no engordar más de la cuenta lo mejor es seguir la dieta mediterránea, con todos sus beneficios. Aun así, os dejamos unos consejos para mantener la línea durante la gestación.
Tomar decisiones va unido al rol de padre y madre. Y a veces, esa responsabilidad pesa tanto que nos bloqueamos y acabamos por postergarla todo lo posible.
Durante el embarazo es posible que sufras de determinados síntomas tales como un zumbido en los oídos, congestión nasal y hasta disminución de la audición. En esos casos, si bien tu doctor seguramente sepa aconsejarte, es posible que te derive con un especialista en oídos, nariz y garganta: el otorrinolaringólogo, más conocido como otorrino. En general, con el tratamiento adecuado estos síntomas –benignos en su gran mayoría- pueden mejorar.
Muchas parejas deciden cuándo desean tener un bebé, pero antes debemos revisar qué vacunas debe ponerse la futura mamá.

Todas las semanas