Semana 9 del embarazo

Semana 9 del embarazo

Peso: 11- 30Gramos Tamaño: 1- 3cm Es buen momento para tu primera visita prenatal.

A estas alturas, ya pueden detectarse las ondas cerebrales en tu bebé, indicador de su actividad. En su cuerpo, las articulaciones se están desarrollando y en una imagen ya puedes apreciar sus rodillas, tobillos y muñecas, además claro está de sus pies y manos que todavía están en formación. Poco a poco va abandonando la forma tan curva que le caracterizaba en un principio y su columna vertebral se torna más recta. Todavía sigues sin poder apreciar su sexo, pero ya puede aparecer una protuberancia, que se denomina tubérculo genital, que más adelante dará lugar a las gónadas sexuales femeninas o masculinas según sea el caso. En su rostro puedes distinguir perfectamente sus ojos, sus párpados –que no se despegarán hasta mucho más adelante- y, por supuesto, su boca, que ya comienza a abrir. Su esqueleto ha comenzado a osificarse y las costillas se desarrollan para proteger sus diminutos órganos internos.

 

En una ecografía podrías ver cómo se mueve sin parar y cómo agita sus extremidades. En cuanto a ti, es un buen momento para ir al médico y que te abra una historia clínica que permita hacer un seguimiento más exhaustivo del embarazo. En las primera visitas te realizan pruebas de sangre y orina para analizar cualquier posible alteración de los parámetros. Además, te tomarán la tensión, te pesarán y preguntarán acerca de los antecedentes familiares con el objetivo de preveer cualquier tipo de complicación.

Artículos relacionados embarazo

Mantenerte activa es uno de los pilares esenciales del embarazo saludable (junto con una dieta variada y respetar los controles médicos). En efecto, hacer ejercicio durante el embarazo suele estar muy recomendado, salvo casos muy puntuales donde se requiera hacer reposo.
¿Eres de ese tipo de persona que no se aguanta la felicidad y tiene que gritarlo a los cuatro vientos? Muchos especialistas aconsejan que la noticia del embarazo debe comunicarse a partir de los tres meses, pero ¿por qué?
Sabemos que hay determinada época de la primavera en la que nos sentimos desganados, sin energía, y muchos se vuelcan a tomar complejos vitamínicos o la famosa jalea real, a tal punto que se disparan sus ventas en las farmacias
Hay muchas razones que puedes tener en tu embarazo para sentirte preocupada, angustiada y hasta estresada: desde los malestares físicos propios de tu estado hasta la incertidumbre acerca de tu rol como madre, pasando por los problemas económicos o el miedo al parto. Sin embargo, el principal motivo para evitar el estrés es lo mucho que puede afectar negativamente a tu bebé. ¿Cómo puedes hacer para controlar este torrente de emociones negativas y sobrellevarlo mejor?
Durante el embarazo lo más probable es que tu cutis luzca radiante: la oleosidad natural de la piel les proporciona a las embarazadas ese brillo especial (¡sumado a la felicidad!). Para que tu piel reciba toda la atención que se merece y que no corras riesgos de utilizar productos que puedan ser nocivos, lo mejor es utilizar cosméticos naturales. ¿Cómo elegirlos?

Todas las semanas

Permitir cookies