Semana 9 del embarazo

Semana 9 del embarazo

Peso: 11- 30Gramos Tamaño: 1- 3cm Es buen momento para tu primera visita prenatal.

A estas alturas, ya pueden detectarse las ondas cerebrales en tu bebé, indicador de su actividad. En su cuerpo, las articulaciones se están desarrollando y en una imagen ya puedes apreciar sus rodillas, tobillos y muñecas, además claro está de sus pies y manos que todavía están en formación. Poco a poco va abandonando la forma tan curva que le caracterizaba en un principio y su columna vertebral se torna más recta. Todavía sigues sin poder apreciar su sexo, pero ya puede aparecer una protuberancia, que se denomina tubérculo genital, que más adelante dará lugar a las gónadas sexuales femeninas o masculinas según sea el caso. En su rostro puedes distinguir perfectamente sus ojos, sus párpados –que no se despegarán hasta mucho más adelante- y, por supuesto, su boca, que ya comienza a abrir. Su esqueleto ha comenzado a osificarse y las costillas se desarrollan para proteger sus diminutos órganos internos.

 

En una ecografía podrías ver cómo se mueve sin parar y cómo agita sus extremidades. En cuanto a ti, es un buen momento para ir al médico y que te abra una historia clínica que permita hacer un seguimiento más exhaustivo del embarazo. En las primera visitas te realizan pruebas de sangre y orina para analizar cualquier posible alteración de los parámetros. Además, te tomarán la tensión, te pesarán y preguntarán acerca de los antecedentes familiares con el objetivo de preveer cualquier tipo de complicación.

Artículos relacionados embarazo

Ya sea para guardar un recuerdo de estos nueve meses, para dejarle un legado a tu hijo o para que las semanas se te pasen más rápido, has decidido escribir un diario de embarazo. Con ese objeto puedes comprarte un cuaderno, escribir en un archivo en tu ordenador, o incluso publicarlo en un blog para compartir tu experiencia con otras futuras madres. Pero si frente a la página en blanco experimentas un bloqueo y te preguntas qué deberías escribir exactamente, aquí te damos algunas ideas.
Existen determinadas complicaciones médicas durante el embarazo que llevan a los doctores a prescribir a la mujer un reposo absoluto: ya sea durante determinadas etapas del embarazo o, en casos extremos, durante toda la gestación, la mujer debe permanecer acostada, levantándose solamente para ir al baño o para darse una breve ducha. En algunos casos extremos también se requiere de hospitalización. Es un diagnóstico muy duro y sobrellevar la larga espera se hace arduo para cualquier embarazada. Si te ha tocado a ti, tal vez te ayude saber en qué beneficia el reposo absoluto a tu bebé.
Mantenerte activa es uno de los pilares esenciales del embarazo saludable (junto con una dieta variada y respetar los controles médicos). En efecto, hacer ejercicio durante el embarazo suele estar muy recomendado, salvo casos muy puntuales donde se requiera hacer reposo.
Durante esos nueve meses, la palabra amor cobra para muchas parejas un significado totalmente nuevo. Hasta ahora erais dos personas con libertad y todo el tiempo para vosotros. Ahora la responsabilidad llama a vuestra puerta.
No cabe duda de que el estrés y la ansiedad son algunos de los grandes problemas de la sociedad moderna. En este sentido, su efecto sobre las embarazadas no es diferente al que tiene en el resto de la población.

Todas las semanas