Semana 26 del embarazo

Semana 26 del embarazo

Peso: 670- 900Gramos Tamaño: 28,8- 35cm Circunferencia de la cabeza: 210- 257mm Circunferencia del pecho: 207mm Longitud del fémur: 46mm Hablar con tu bebé hará que reconozca mejor vuestras voces en el momento del nacimiento.

No deja de dar patadas, succiona el líquido amniótico, se chupa el dedo, bosteza, intentar agarrar con las manos todo lo que tiene a su alrededor y un largo etcétera de actividades con las que poco a poco se van desarrollando sus reflejos. La sensibilidad de tu bebé va incrementándose según trascurren las semanas. En esta semana, los bebés muestran ya preferencias olfativas, debido principalmente a que las fosas nasales comienzan a abrirse. Además, con sus manos, que ya están plenamente desarrollada, comienza a explorar todo lo que tiene a su alrededor. La boca y los labios son también más sensibles y no deja de tragar gran cantidad de líquido, lo que a veces le provoca hipo. Su aspecto ya es muy parecido al momento del parto, sólo le queda crecer más y adquirir mayor grasa corporal.

Cada vez que acudas al médico, medirá el tamaño de tu útero. Es importante saberlo para determinar si el embarazo se está desarrollando con normalidad. El profesional utilizará una cinta para averiguar la altura uterina y la distancia entre el hueso púbico y el útero.

 

 

Artículos relacionados embarazo

La ecografía de las 12 semanas es una prueba diagnóstica fundamental y uno de los momentos más especiales del embarazo.
Casi todos hemos oído hablar de los beneficios de meterse en la piscina con tu bebé para favorecer su desarrollo psicomotor mientras fortaleces el vínculo con tu hijo. Pero incluso antes de que nazca el bebé ya podemos sacar beneficio de la piscina aprovechando el efecto del agua en nuestro cuerpo durante el embarazo. Para empezar, la futura mamá se sentirá ligera en ese medio, liberando las tensiones de la espalda que ha podido acumular por el peso. Y además, podrá realizar movimientos que fuera del agua le resultan mucho más complicados porque el cuerpo pesa más.
Durante el embarazo aparecen pesadillas con mucha más frecuencia de lo habitual. Suelen ser sueños extraños relacionados con el cuidado del bebé y su salud y bienestar, y aparecen en todas las etapas del embarazo, aunque son más frecuentes en el segundo trimestre. Si estás embarazada y te has despertado sobresaltada alguna vez por una de estas pesadillas no te angusties: es una forma completamente sana y normal que tiene nuestro cerebro de gestionar la ansiedad y las preocupaciones por las responsabilidades que se nos vienen encima.
¿Una embarazada no es ya una mamá? El Día de la Madre está pensado para premiar de alguna manera a las mamás que cuidan y dan todo por sus hijos.
La reducción embrionaria se produce cuando hay dos o más fetos presentes en el útero, lo que trae consigo varios riesgos, tanto para los fetos como para la madre. Entre ellos se encuentra el de aborto, posibilidad de que los bebés tengan defectos en su nacimiento (físicos o mentales) partos prematuros, etc.

Todas las semanas