Semana 26 del embarazo

Semana 26 del embarazo

Peso: 670- 900Gramos Tamaño: 28,8- 35cm Circunferencia de la cabeza: 210- 257mm Circunferencia del pecho: 207mm Longitud del fémur: 46mm Hablar con tu bebé hará que reconozca mejor vuestras voces en el momento del nacimiento.

No deja de dar patadas, succiona el líquido amniótico, se chupa el dedo, bosteza, intentar agarrar con las manos todo lo que tiene a su alrededor y un largo etcétera de actividades con las que poco a poco se van desarrollando sus reflejos. La sensibilidad de tu bebé va incrementándose según trascurren las semanas. En esta semana, los bebés muestran ya preferencias olfativas, debido principalmente a que las fosas nasales comienzan a abrirse. Además, con sus manos, que ya están plenamente desarrollada, comienza a explorar todo lo que tiene a su alrededor. La boca y los labios son también más sensibles y no deja de tragar gran cantidad de líquido, lo que a veces le provoca hipo. Su aspecto ya es muy parecido al momento del parto, sólo le queda crecer más y adquirir mayor grasa corporal.

Cada vez que acudas al médico, medirá el tamaño de tu útero. Es importante saberlo para determinar si el embarazo se está desarrollando con normalidad. El profesional utilizará una cinta para averiguar la altura uterina y la distancia entre el hueso púbico y el útero.

 

 

Artículos relacionados embarazo

¿Quieres organizar un babyshower y no sabes por dónde empezar? Te damos trucos para lograr que sea el evento perfecto.
Tomar decisiones va unido al rol de padre y madre. Y a veces, esa responsabilidad pesa tanto que nos bloqueamos y acabamos por postergarla todo lo posible.
Actualmente la edad media de ser padres primerizos ronda los 30 años e incluso hay madres que se lo plantean por primera vez a los 40 años.
Embarazo fantasma o imaginario, embarazo utópico, falso embarazo o pseudociesis, son muchos los nombres que existen para denominar este trastorno en el cual una mujer está convencida de estar embarazada sin estarlo, y aún experimentan ciertos síntomas. Veamos de qué se trata el raro fenómeno del embarazo psicológico, que afecta solo a una de cada 22.000 mujeres.

Todas las semanas