Semana 26 del embarazo

Semana 26 del embarazo

Peso: 670- 900Gramos Tamaño: 28,8- 35cm Circunferencia de la cabeza: 210- 257mm Circunferencia del pecho: 207mm Longitud del fémur: 46mm Hablar con tu bebé hará que reconozca mejor vuestras voces en el momento del nacimiento.

No deja de dar patadas, succiona el líquido amniótico, se chupa el dedo, bosteza, intentar agarrar con las manos todo lo que tiene a su alrededor y un largo etcétera de actividades con las que poco a poco se van desarrollando sus reflejos. La sensibilidad de tu bebé va incrementándose según trascurren las semanas. En esta semana, los bebés muestran ya preferencias olfativas, debido principalmente a que las fosas nasales comienzan a abrirse. Además, con sus manos, que ya están plenamente desarrollada, comienza a explorar todo lo que tiene a su alrededor. La boca y los labios son también más sensibles y no deja de tragar gran cantidad de líquido, lo que a veces le provoca hipo. Su aspecto ya es muy parecido al momento del parto, sólo le queda crecer más y adquirir mayor grasa corporal.

Cada vez que acudas al médico, medirá el tamaño de tu útero. Es importante saberlo para determinar si el embarazo se está desarrollando con normalidad. El profesional utilizará una cinta para averiguar la altura uterina y la distancia entre el hueso púbico y el útero.

 

 

Artículos relacionados embarazo

¡Disfruta de la experiencia de ser madre! Para conseguirlo 4 consejos para un embarazo sano y feliz. Nos centramos en tu cuerpo, tu alimentación, tu pareja y tus hábitos.
Durante el embarazo, el cuerpo requiere más energía porque todos los órganos hacen un esfuerzo extra, pero tampoco hay que “comer por dos”. Te damos las claves para llevar una dieta equilibrada.
Unas vacaciones a la orilla del mar suenan perfectas para cualquier mujer embarazada: largas tardes tumbadas en una silla reclinable sin nada más que hacer que disfrutar del aire, del sol y de acariciar nuestra tripa. Por supuesto que puedes planificar un verano en la playa si te encuentras cursando tu embarazo. Sin embargo, existen algunas precauciones que deberías tener en cuenta, por su salud y bienestar así como el de tu bebé.
En los últimos años ha cobrado fuerza la tendencia de escoger a una doula como acompañante para el momento del parto. Estas mujeres, sin ser médicas ni matronas, se dedican a sostener y a acompañar a la parturienta, brindándole apoyo y ayudándola a atravesar este proceso tan crucial. La doula no reemplaza al profesional que atiende el parto, ni tampoco asiste al bebé. Su función esencial es durante el nacimiento, pero también pueden acompañar desde antes.
Existe un saber popular que asegura que no deberías utilizar esmalte de uñas durante el embarazo porque sus componentes químicos podrían dañar a tu bebé. Eso no es cierto. Puedes estar embarazada y sexy con una buena manicura y pedicura ocasional. Aquí te daremos algunas recomendaciones.

Todas las semanas

Permitir cookies