Semana 29 del embarazo

Semana 29 del embarazo

Peso: 1.000- 1.600Gramos Tamaño: 31,5- 40cm Circunferencia de la cabeza: 240- 293mm Circunferencia del pecho: 243mm Longitud del fémur: 53mm Ingerir fibra te ayudará a protegerte de los comunes constipados en las embarazadas.

Tu bebé es aún muy pequeñito pero su cerebro ya consigue hitos importantes. Uno de ellos, ser capaz de regular la temperatura corporal. Continúa muy activo, dando patadas y golpes y moviéndose de aquí para allá. Algunas veces hasta puedes llegar a sentir dolor bajo las costillas y en la parte inferior del abdomen. Tu bebé orina medio litro diariamente en el líquido amniótico, que es reemplazado varias veces al día, y sus ojos pueden empezar a moverse en las cuencas.

 

En este tercer trimestre puedes notar muchos cambios hormonales y suele ser cuando más se engorda. No descuides tu alimentación, controla tus ganas de picar cualquier cosa, y sigue haciendo ejercicio moderado. Come también mucha fibra (presente en la fruta, las verduras y los cereales integrales) para evitar problemas de estreñimiento y hemorroides y para protegerte del frecuente constipado de las embarazadas.

     

     

    Artículos relacionados embarazo

    Malestar, mareos, ganas de vomitar, la impresión de que nada te entra en el estómago... Las naúseas suelen ser la parte menos agradable del embarazo. Y por desgracia, hay pocas mamás que escapen a ellas: alrededor del 80% de las embarazadas sufre en algún momento esa sensación parecida a la de montarse en un barco que no deja de moverse.
    ¿Qué ocurre cuándo te mandan hacer reposo en el embarazo?
    Muchos acuerdan en que el segundo trimestre es el mejor momento para las embarazadas. Conforme pasan las semanas y el embarazo sigue avanzando, comienza a asomar la barriga de la futura mamá y algunos de los molestos síntomas de embarazo del primer trimestre se esfuman. ¿Qué le ocurre al futuro papá en esta etapa y cuál es su rol?
    La espina bífida es una malformación congénita que se produce cuando el tubo neural no se cierra correctamente en las primeras semanas de embarazo. La buena noticia es que, en embarazos planeados, es muy fácil de prevenir.
    ¿Acabas de visitar al ginecólogo y te ha recomendado reposo? Tranquila, ocurre en muchos embarazos. Lo más probable es que todo acabe bien y tu bebé nazca fuerte y sano. Sin embargo, cuando no queda más remedio que quedarse en casa sin moverse mucho de la cama o el sofá suelen asaltarnos un buen número de dudas: ¿Estará bien el bebé? ¿Qué postura será la mejor si me han prescrito reposo absoluto? ¿Hay que estar completamente quieta o es bueno hacer pequeños ejercicios para evitar problemas circulatorios?

    Todas las semanas