Semana 30 del embarazo

Semana 30 del embarazo

Peso: 1.150- 1.750Gramos Tamaño: 32,4- 42cm Circunferencia de la cabeza: 250- 303mm Circunferencia del pecho: 254mm Longitud del fémur: 56mm Vigila la posible aparición de los síntomas de preeclampsia y consúltalo con tu médico.

El bebé está menos arrugado, ya que las capas de grasa siguen acumulándose; y el lanugo, ese finísimo vello corporal que ha formado parte de su desarrollo hasta ahora, empieza a desaparecer. Además, es mucho más consciente de todo lo que le rodea, especialmente a través del oído, así que aprovecha para ponerle música suave y sentirle muy cerca. Sus ojos también son ahora mucho más activos: se abren y se cierran periódicamente y observan las fuentes de luz. Pueden incluso producir lágrimas. ¿No es increíble?

 

Psicológicamente es una semana importante. De pronto, sentirás que el parto no está tan lejos como pensabas y eso puede crearte algo de intranquilidad. Las contracciones de Braxton Hicks acentúan esa sensación. Además, tu útero se sigue estirando y tu cuerpo cada vez se tensa más. Por eso es importante mantener una buena postura y seguir practicando ejercicio suave, como natación y yoga, o simplemente pasear. Así ayudarás a mejorar la circulación sanguínea y tu bienestar general.

Artículos relacionados embarazo

El queso no debe faltar en la dieta de la embarazada, pero, cuidado, no todas las variedades de este delicioso lácteo son seguras durante la gestación.
¿Cómo se hace la amniocentesis con gemelos?
Todas soñamos con el embarazo perfecto, y en muchos casos ese sueño se hace realidad. Sin embargo, no todas las gestaciones son idílicas. Aunque lo habitual es que las cosas vayan bien, o que el embarazo se desarrolle sin problemas aunque sintamos algunas molestias, en ocasiones pueden aparecer complicaciones. Si se dan, debes acudir a tu especialista lo antes posible para que pueda actuar a tiempo. Estas son las complicaciones gestacionales que se dan en mayor número de embarazos.
Cada Navidad, aperitivos sabrosos, cócteles de todo tipo y almuerzos y cenas copiosas suelen formar parte del menú de estos días en los que comida y bebida son las protagonistas indiscutibles.
Lo que menos quiere una embarazada es sufrir de un golpe en su preciosa barriga. Y aún así, a medida que subimos de peso y el centro de gravedad cambia, las caídas y algún que otro golpe se tornan inevitables. ¿Qué podemos hacer en estos casos?

Todas las semanas

Permitir cookies