Semana 30 del embarazo

Semana 30 del embarazo

Peso: 1.150- 1.750Gramos Tamaño: 32,4- 42cm Circunferencia de la cabeza: 250- 303mm Circunferencia del pecho: 254mm Longitud del fémur: 56mm Vigila la posible aparición de los síntomas de preeclampsia y consúltalo con tu médico.

El bebé está menos arrugado, ya que las capas de grasa siguen acumulándose; y el lanugo, ese finísimo vello corporal que ha formado parte de su desarrollo hasta ahora, empieza a desaparecer. Además, es mucho más consciente de todo lo que le rodea, especialmente a través del oído, así que aprovecha para ponerle música suave y sentirle muy cerca. Sus ojos también son ahora mucho más activos: se abren y se cierran periódicamente y observan las fuentes de luz. Pueden incluso producir lágrimas. ¿No es increíble?

 

Psicológicamente es una semana importante. De pronto, sentirás que el parto no está tan lejos como pensabas y eso puede crearte algo de intranquilidad. Las contracciones de Braxton Hicks acentúan esa sensación. Además, tu útero se sigue estirando y tu cuerpo cada vez se tensa más. Por eso es importante mantener una buena postura y seguir practicando ejercicio suave, como natación y yoga, o simplemente pasear. Así ayudarás a mejorar la circulación sanguínea y tu bienestar general.

Artículos relacionados embarazo

Existe un mito bastante extendido que sostiene que una mujer embarazada no debería tejer, ya que ello ocasionaría que al bebé se le enrede el cordón umbilical. Está de más aclarar que este mito es a todas luces falso, que no existe ninguna relación entre la actividad de la mamá y lo que ocurra con el cordón del bebé (que sí, puede enredarse debido a los movimientos del propio bebé, pero raras veces representa un peligro). Por el contrario, tejer es una excelente actividad durante el embarazo. ¿Por qué?
Durante las semanas de desarrollo fetal, tu bebé experimenta asombrosos cambios y transformaciones a lo largo de su desarrollo que lo preparan para poder vivir fuera del útero una vez transcurridas las 40 semanas de embarazo. El lanugo y el vérmix cumplen esa función protectora mientras tu hijo aún está en la barriga. ¿Qué son y para qué sirven?
Dentro de los casos de gemelos idénticos, o monocigóticos, existen algunos casos todavía más curiosos y excepcionales, que son los llamados gemelos en espejo. Aquí te contamos acerca de sus características, sus posibles causas y algunos casos extremos.
¡Qué poco falta para ver la cara a tu bebé! Esa es la mejor parte del último trimestre de embarazo: que el momento de tener a tu hijo en tus brazos está a la vuelta de la esquina. Lo que quizá te cueste un poco más es acostumbrarte a estar más pesada o sufrir la habitual retención de líquidos, además de que es posible que tengas ardor de estómago, dolor de pubis, mucho cansancio... Y aunque en este momento te digan que enseguida te olvidarás de esta recta final, lo cierto es que ahora seguramente estás deseando que llegue el momento de dar a luz.
Durante los meses de embarazo la mayoría de las futuras mamás acaban haciendo algo parecido a un máster acelerado en gestación, y en él incorporan una larga lista de nuevas palabras a su vocabulario. Porque aunque sean términos cotidianos para la comunidad ginecológica, lo cierto es que no dejan de ser vocablos específicos de los que es muy posible que antes no hubiéramos ni siquiera oído hablar. Por si te sirven para ir anotándolos, estos son algunos de los más frecuentes. ¡Feliz aprendizaje!

Todas las semanas